La adicción telefónica

La adicción telefónica entra como una de las cinco adiciones que posee el ser humano

Actualmente la adicción telefónica se ha convertido en un enrome problema para la sociedad, ya que como seres humanos convencionales no estábamos preparados para tal avance tecnológico.

Las adiciones son actividades dañinas que utiliza el ser humano para escapar de situaciones adversas o problemas que su cerebro no puede solucionar, por eso recurre al consumo excesivo de elementos nocivos para la salud.

Cada vez que recurrimos al uso del teléfono es como recurrir a una botella de alcohol o a una dosis de droga, actúan exactamente igual que ellas. La dopamina es una sustancia que segrega el cuerpo cuando sentimos placer, dicha sustancia se segrega en nuestro organismo millones de veces más cuando estamos en presencia de una dicción. Es por eso que recurrimos a ellas cuando estamos deprimidos o bajo una situación extrema.

El problema es muy grande aunque no lo parezca, muchos padres se quejan de la conducta de sus hijos pero ellos son idénticos. Consideran que el uso del móvil es dañino pero no a comparación con otras adicciones, y en esto se equivocan. Estudios develan que l teléfono móviles tan adictivo que puede generar ansiedad, estrés crónico y mucha depresión causando el suicidio de los jóvenes. Esta es considera por la OMS como la principal causa de muerte del futuro.

La adicción telefónica en los centennials es más común de lo que se pensaba

Las grandes adiciones conocidas en todo el mundo son: el dulce, las drogas, el alcohol y el sexo. A esta se incluye la adicción telefónica la cual afecta al organismo de la misma manera que las otras adicciones. Su uso excesivo es lo dañino, estar el mayor tiempo del día adheridos al teléfono es lo perjudicial para la salud.

La generación más nueva es la que más afectada se ve debido a que nació con este tipo de tecnología touch la cual llevan en su genes y gracias al contexto que viven les ayudo a desarrollar mejor sus habilidades con los Smartphone.

Si en casa cuentas con un joven el cual posee trastornos compulsivos con el móvil y castigarlo en la alcoba con su teléfono es como decirle a un alcohólico cuando se porte mal bebe todo este bar. Es necesario conocer la conducta que tienen nuestros hijos con el teléfono, la mejor manera es quitarle progresivamente le uso del móvil, sustituir el equipo por un despertador, que escuche músico con un reproductor de música y que tome fotos con una cámara.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *