¿Por qué no hay que enfocarse tanto en la estrategia SEO?

¿Por qué no hay que enfocarse tanto en la estrategia SEO?

Con tanto afán por conseguir la receta hacia el éxito, la aclamada estrategia SEO (Optimización del posicionamiento de los motores de búsqueda, por su traducción al español) ha sido puesta sobre un pedestal. Sin embargo, con el paso del tiempo ha sido distorsionada y la pregunta real es: ¿realmente funciona?

Poniendo las cartas sobre la mesa: la estrategia SEO no trae nuevo, y es absurdo porque uno de los primeros principios del marketing es que no hay una serie de lineamientos estandarizados aplicables a todas las áreas y de manera ilimitada. Los negocios cambian, las personas también, y la manera de interactuar con ellos ha de cambiar igualmente.

No hay secretos sobre esta famosa herramienta: palabras clave, relación con otras páginas afines, generar tráfico con redes sociales o dominios falsos… Si lo sometemos a una inspección con lupa, no hallaremos nada, porque la estrategia SEO se enfoca en lo superficial.

Razones para no tomarse tan en serio la estrategia SEO

No hay que quitar todo el crédito, por supuesto; cosas grandes se han logrado al seguir los planteamientos de esta estrategia, pero no hay forma que garantice el éxito. Lo único que puede asegurar un futuro próspero para una marca es quién lo lleva, porque dependerá de él desarrollar las actividades y utilizar las herramientas adecuadas para lograr sus objetivos.

Allí recae lo absurdo de los lineamientos SEO: parecieran que fuesen todos los mismos y pudiesen ser aplicables a todos los ámbitos ¡Error! Esto fue descartado en los primeros modelos administrativos; cada empresa es distinta, por lo tanto debe tener una estrategia individual y personalizada para ella, su producto, su entorno y sus clientes.

Hay una cosa que realmente siempre va a funcionar, y nada tiene que ver con palabras claves o códigos informáticos: la buena calidad del contenido que se presenta. Siempre que se tenga en claro cuáles son los lineamientos establecidos cuando se inició el negocio, todo lo demás será un derivado del interés que tengan los relacionados a la empresa.

Ser inteligente va más allá de saber aplicar una serie de pasos encontrados en internet; es de saber jugar en tu propio terreno y bajo tus propias reglas, acoplándose con el terreno de otros y las reglas de otros. De eso se trata llevar un buen negocio. La calidad ante todo, porque será esto lo que garantice que, luego de que tener el dichoso nivel de tráfico, este decida quedar.

https://www.seowebconsultora.es/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *